M+J

Esta etiqueta está asociada a 2 entradas

Me presento como candidato a las primarias de Por Un Mundo + Justo.

MiguelÁngelVázquezEUfb

Durante el mitin de las Generales de 2011 en Matadero leyendo la carta de mi amigo Erick Rivera // Foto: Thomas Cristofoletti

Es la hora. No me canso de decirlo. Se me hace tan evidente… Los ecos rebotan por todas las esquinas de la tierra, las voces conscientes son capaces de mirar al horizonte sin quemarse las retinas, los que fueron bautizados como “sin voz” gritan y su grito hace retumbar cimientos milenarios. Quizá, como decía Casaldáliga, sea “tarde, pero es todo el tiempo que tenemos a mano para hacer futuro”. Sea como sea, y sin quitarle nada de razón, es la hora. Algo nuevo está naciendo y, aunque muchos no sean capaces aún de intuir exactamente qué, lo cierto es que el sistema injusto que hemos conocido hasta hoy se encuentra herido de muerte y la puerta está abierta a las propuestas que piden otro mundo posible (y necesario). Es muy probable (yo así lo creo) que, como terminaba el mismo Casaldáliga en ese poema breve pero contundente como un himno, sea “tarde, pero es madrugada si insistimos un poco”.

Son las 2:43 de la noche. Se me ha vuelto a ir la cosa de las manos. La gata Gipsy, resignada ya a unos horarios y unos ritmos que no entiende, duerme en mi regazo mientras escribo. De fondo, ‘Where the streets have no name‘ de U2 me acompaña como ya lo hiciera en los momentos previos de otra gran aventura. Os escribo, a todos mis amigos y a todos los seguidores de el Mundo de Mañana, para informaros de que, desde hace cuatro días, me he presentado como candidato a las primarias del partido Por Un Mundo + Justo de las que saldrá elegido el candidato para las Elecciones Europeas del 25 de mayo. Podéis imaginar mi emoción mientras escribo estas letras.

Soy militante de Por Un Mundo + Justo desde hace ahora seis años y desde entonces he tenido la oportunidad de luchar y crecer al lado de un equipo humano maravilloso, incansable y coherente. He conocido a grandes personas, he buscado en conjunto soluciones reales a la pobreza y he aprendido, desde lo pequeño, que hacer otro tipo de política es posible. El partido, por si su nombre no fuera lo suficientemente explícito acerca de sus intenciones y posicionamientos, lleva por lema que “el fin de la pobreza es una decisión política”. Desde esa premisa, a lo largo de distintos programas electorales, líneas estratégicas, campañas y posicionamientos, pretende erradicar las causas de la pobreza en el mundo desde la mesa donde se toman las decisiones que afectan a los pueblos empobrecidos del Sur. Ser un ariete en los distintos parlamentos para todos esos países y comunidades que sufren los efectos depredadores del Norte sin tener ocasión alguna de votar o negociar en decisiones que les afectan directamente. Ser, a fin de cuentas, el altavoz de los ‘nadies‘ en este Primer Mundo que ahora descubre, con pánico, lo que es estar en una crisis a la que hemos forzado a continentes enteros durante siglos.

Me presento, como digo, y lo hago con la convicción (y la esperanza) de que otro mundo y otra Europa son posibles. Si me atrevo a dar este paso es porque me siento lo suficientemente arropado por compañeras y compañeros con los que he tenido el placer de trabajar a lo largo de estos seis años y porque siento, con la urgencia de la responsabilidad, que muchas voces y miradas queridas me traen hasta aquí. A finales de 2010, después del año que compartí con mis hermanos y hermanas de Honduras, tras los doce meses que marcaron un antes y un después en mi vida, al final de ese camino de crecimiento y compromiso para la eternidad con un pueblo y unas causas, les hice una promesa. Ellos me dejaban que me fuera a cambio de que yo fuese su “misionero allá en Europa”, de que trabajase en su nombre por cambiar las injusticias que les bloquean a ellos y a tantos pueblos como el suyo. Yo sellé mi palabra, sin ningunas ganas de marcharme, con un anillo de madera de coco. Va siendo hora de cumplir promesas.

Estoy seguro de que será un proceso muy interesante y sin duda novedoso dentro de la política española (nuestros futuros compas de coalición Equo y poquitos más se animan a ello) que os invito que sigáis a través de los distintos canales y redes sociales del partido. Mis siete compañeros de primarias tienen mucho que ofrecer y que decir y desde ya mismo os animo a que echéis un vistazo a su propuesta y su discurso. Son un equipo excelente del que estoy orgulloso de formar parte. Sin duda, va a ser un proceso fascinante y que nos ayudará a seguir creciendo en el modelo de democracia en el que creemos.

Desde este mismo momento os invito a que me lancéis todas las preguntas, cuestiones y sugerencias que creáis oportunas para tenerlas en cuenta y entablar diálogos que nos ayuden, entre todos, a hacer política más allá de las urnas. Yo, por mi parte, intentaré abrir debates y temas de política europea en mi cuenta de tuiter para expresaros mis ideas y propuestas. En otra entrada cercana os hablaré en condiciones del Fraternismo, manifiesto ideológico elaborado junto a mis amigos Arturo Warleta y Paloma Rosado que forma la base de mi visión del mundo y de la revolución a la que estamos llamados las personas de este tiempo nuevo.

Es la hora. Una Europa que permite los paraísos fiscales de los opresores mientras dispara balas de goma a los que se ahogan a sus puertas es una Europa muerta. La gente clama un cambio necesario y desde la raíz. Es la hora. La mayor denuncia será comunicar, a voz en grito, la esperanza. Gritarles que sí, se puede.

BgJtMvqIIAEyXvi

Anuncios

Salón de Invitados. Hoy, Antonio Sieira, presidente del partido Por Un Mundo + Justo.

antonio

Antonio Sieira dando un mitin en Matadero Madrid // Foto: Thomas Cristofoletti

Tras el increíble estreno de la semana pasada, vuelve a su cita semanal el Salón de Invitados de el Mundo de Mañana. Hoy abre sus puertas a otro buen amigo, Antonio Sieira, presidente del partido Por Un Mundo + Justo (M+J). Sin duda su testimonio tiene mucho que aportar a esta página y sus palabras le resultarán muy interesantes e iluminadoras a más de uno. Conozco a Antonio desde hace ya más de cinco años, momento en que empecé a formar parte de ese sueño revolucionario de un partido enfocado exclusivamente a los más desfavorecidos. Desde entonces no ha habido conversación o momento compartido en el que no me haya sorprendido con su particular forma de ver las cosas y entender el mundo que nos rodea.

Este niño grande de aspiraciones profundas y atemporales tuvo un sueño cuando cumplía sus treinta y pocos que transformó su proyecto personal y el de todos los que se le acercaron. Tras mucho tiempo de lucha desde la plataforma ‘0’7 ya!’, acampadas en el Paseo del Prado incluidas, pensó que había llegado la hora de que las reivindicaciones de las ONG y los movimientos sociales dieran el salto a la política para poner, sobre la mesa donde se toman las decisiones, los derechos de los pueblos del Sur. Una plataforma que permitiera recuperar su voz a aquellos que sufren en primera persona unas políticas por las que nunca han votado ni han podido votar. Hoy, diez años después del nacimiento de ese sueño, con una estructura sólida, un equipo de personas impecable y varias elecciones a sus espaldas, estas son sus palabras:

A los que venís asistiendo a los últimos acontecimientos, no os sorprenderé si os digo que, cuando uno toma perspectiva, y se aleja del estrés del trabajo, del ruido de la tele, del fúbol, de los anuncios, etc., se da cuenta de que no sólo estamos viviendo una época de cambios, sino un auténtico CAMBIO DE ÉPOCA.

Cuando era pequeño, y me contaban lo de los niños de África, yo simplemente quería ayudar. Un poco como en la cadena de favores: uno ayuda a tres, esos tres a otros tres (y ya son nueve), y así sucesivamente.

Ahora que soy mayor, me doy cuenta de que paliar el hambre es la punta del iceberg, y que el mundo, nuestro mundo, es un sitio COMPLEJO, donde coexiste el uso que hacemos de nuestra cuenta corriente, del ordenador o de la nevera con las heridas abiertas por la guerra del Congo, un conflicto generado por el ansia de control de los recursos naturales. Coexiste la exaltación del fútbol con la corrupción política y con la indiferencia por los más débiles. Coexisten los banquetes con las depresiones .

En definitiva, el mundo es complejo, y TODO ESTÁ RELACIONADO. Pero ya hemos dado un primer paso si hemos llegado hasta aquí: somos CONSCIENTES.

Ya lo sabemos. Ya estamos dando pasos. Se incrementa la protesta por la injusticia en la calle. Se consolidan los medios de comunicación alternativa. Ahorramos agua, reciclamos la basura… Somos conscientes en medio de este cambio de época.

Y en este marco histórico y social, casi 10 años antes de que naciera el 15-M, pero 20 años después del auge de las ONGs o 30 años después del inicio de nuestra democracia… y también miles de años después desde que la pobreza se globalizara, NACE EL PARTIDO POR UN MUNDO MÁS JUSTO.

Como partido político, trabajamos desde las estructuras, injustas muchas veces, para transformarlas conforme a nuestra misión. Porque creemos que la pobreza y la desigualdad son los principales retos que tiene nuestra Humanidad hoy en día. Deberíamos, como nos dijo Pedro Casaldáliga, SER EL PARTIDO DE TODA LA HUMANIDAD, CONSCIENTE Y CORRESPONSABLE.

Estamos, en definitiva, llamados a producir ese CAMBIO DE ORDEN.

Pero no es fácil. Decía Maquiavelo que “no hay nada más difícil de emprender, más peligroso de llevar a cabo y con menos garantías de éxito, que tomar la iniciativa en la introducción de un nuevo orden de cosas, porque la innovación tiene como enemigos a todos aquéllos que se beneficiaron de las condiciones antiguas.”

Sin embargo, la experiencia de estos casi 10 años en política nos hace pensar que no somos de esos que tiran la toalla, que se desesperan, que se rinden ante esta empresa tan complicada. Somos un partido que apuesta tozudamente y a contra corriente por:

· la Justicia Universal

· la equidad

· la coherencia

· el compromiso

· la verdadera austeridad

· el rigor y

· la seriedad

Ya sabéis todo eso. Por eso estamos llamados A SUSCITAR ESPERANZA:

· A nosotros mismos, en la medida en que nos identificamos con el proyecto y lo incorporamos a nuestras vidas

· A nuestro entorno cercano

· En medio de las situaciones más difíciles. Debemos promover este nuevo orden posible con y desde los empobrecidos.

· A los responsables de cambiar las estructuras, haciéndoles “pupa” con nuestros votos y cargos electos…

Quiero terminar citando a Nasredin Hodja, un personaje mítico del siglo XIII, que nos devuelve nuestra mirada hacia lo que nos preocupa hoy aquí, un problema histórico y global:

“Nasredin Hodja pasó un día frente a un huerto y no pudo resistir la tentación de entrar y llenar su morral de higos, manzanas y jugosas naranjas. El dueño lo sorprendió en esa tarea y le preguntó:

· ¿Qué haces aquí?

· Pues la tormenta de anoche – respondió Hodja – me trajo por los aires

· ¿Y toda esa fruta?

· Se cayó cuando me quise sujetar a las ramas al llegar por los aires…

· ¿Y cómo llegó la fruta al suelo del morral?

· Pues… en eso mismo estaba pensando -contestó Hodja-. ¿Por qué no lo pensamos juntos?”

Pues eso. Os invito a que PENSEMOS JUNTOS, DISFRUTEMOS DE LA GENTE, DE LOS DEBATES Y CONTINUEMOS APOYÁNDONOS unos a otros, porque el reto es global, histórico y difícil, pero TODOS JUNT@S VAMOS A CONSEGUIR, en nosotros y en nuestro entorno, en las situaciones difíciles y en los responsables de la estructura, SUSCITAR LA ESPERANZA EN UN NUEVO ORDEN POSIBLE.

-Antonio Sieira-

¡Hazte con el libro ‘Cuaderno de Bitácora’ de el Mundo de Mañana!

La cita del mes

"No hay nada más poderoso en el mundo que una idea a la que le ha llegado su tiempo".

-Víctor Hugo-

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 3.653 seguidores

Este blog funciona bajo licencia Creative Commons

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: