Pablo Guerrero

Esta etiqueta está asociada a 3 entradas

La primavera (y Pablo Guerrero) estrenan el I Festival Poético ‘El Despertar’.

Foto_Escenario

  • El cantautor Pablo Guerrero será el padrino de excepción de un evento que combinará recitales, música en directo, exposiciones y jams poéticas.
  • La convocatoria está abierta a todos los poetas que quieran enfrentarse en un lúdico duelo a versos para recibir de manos del propio Pablo Guerrero una simbólica corona de laurel como premio.
  • Entre todos los participantes se redactará un manifiesto poético a lo largo del festival el cual será leído como broche al evento.

Los próximos días 20 y 21 de marzo, con motivo del Día Internacional de la Poesía, el legendario club de jazz El Despertar (C/ Torrecilla del Leal, 18) celebrará su I Festival Poético con una programación variada y enfocada a la interactividad entre los asistentes. La convocatoria está abierta tanto a poetas como a amantes de la poesía que quieran disfrutar de dos días de celebración, compromiso y juego entre versos propios y ajenos.

El padrino de excepción de este I Festival Poético ‘El Despertar’ será el cantautor Pablo Guerrero, el cual acaba de estrenar el disco recopilatorio ‘Lobos sin dueño’. Él será el encargado de coronar el último día, con una corona de laurel, al poeta que resulte vencedor de los dos días de jams poéticas y protagonizará la actuación musical del día 21.

El cartel lo completan, el miércoles 20, el espectáculo ‘Entretós’ de los poetas Marc García y Carlos Ávila, autores de ‘El mundo dejado a la suerte de una cabra’, y las actuaciones musicales de Adela Ferrer y Javier Maroto con un repertorio de grandes poetas musicados, que incluirá versos de Miguel Hernández, Benedetti y Machado entre otros. Ya el jueves 21, será el turno del recital polipoético ‘¡Llamen a la poesía!’ de Miguel Ángel Vázquez, autor del poemario ‘Resistencia al frío’ y coordinador del festival.

Todas las actuaciones estarán ambientadas por la exposición de ilustraciones del dibujante de Marvel Cómics Pepe Larraz y de la retratista Carolina Ruiz.

PROGRAMA:

 Miércoles 20:

  •  20’00 h. Inauguración del Festival.
  • 20’00 h. Recital ‘Entretós’, con Marc García y Carlos Ávila.
  • 21’00 h. Adela Ferrer.
  • 21’45 h. Grandes poetas musicados, por Javier Maroto.
  • 22’30 h. Jam de poesía.

Jueves 21:

  •  20’00 h. ‘¡Llamen a la poesía!, con Miguel Ángel Vázquez
  • 21’00 h. Recital de Pablo Guerrero.
  • 22’00 h. Jam de poesía.
  • 23’30 h. Entrega de la corona de laurel al poeta vencedor y lectura de manifiesto.

‘El Despertar’. Una conversación con Juan Ruiz.

 

‘El Despertar’ es un poco ese sueño que todos tenemos y que, de alguna manera, lo has conseguido“. Con esta frase da comienzo el tercer reportaje en vídeo de ‘el Mundo de Mañana’ producido con la calidad y el buen gusto que les caracteriza por Drakkar HD. La reflexión es de Juan Ruiz, el padre incombustible de ‘El Despertar‘, filósofo de asfalto y barra de bar, enciclopedia del jazz patrio, busto socrático, corazón de montaña cántabra. Juan y su café son toda una institución de la noche madrileña y de la música en vivo, una referencia fundamental para los amantes de las notas sincopadas desde hace ya más de 31 años (los mismos que cumple el autor de este blog). De estilo modernista, con el aire iluminado de color champán, los espejos y columnas de esta antigua tienda de ultramarinos reformada íntegramente por su actual propietario acogen desde hace algunos años mis recitales de poesía. Haciéndome un hueco en la agenda entre cuartetos y quintetos, saxos y baterías, piano y voz de mujer, he ido saboreando el estilo y los detalles de un local que ya es como mi segunda casa. Es desde esta sinceridad primera, para que nadie se lleve a engaños, desde la que planteo este reportaje. Desde la sensibilidad de quien ha descubierto algo grande, inmensamente bello, y necesita compartirlo con la gente a la que quiere.

‘El Despertar’ es, como se puede ver a lo largo del reportaje, aparte de un lugar especial para conectar con uno mismo, una apuesta personal muy grande. Una apuesta de años construida con mucho trabajo, con mucho cariño y con gran valentía pero, por encima de todo, una apuesta por un sueño. Esa y no otra es la invitación que queremos hacer desde ‘el Mundo de Mañana’ para este año que comienza. Que apostéis por vuestros sueños, que luchéis por ellos, que confiéis en la posibilidad de hacerse reales de los mismos. Es casi utópico que un local de jazz en vivo sobreviva hoy en el Madrid de Botella, en el Madrid del asesinato de su noche, en el del miedo institucionalizado a las horas brujas y la sacralización del descanso de las gentes de bien, y sin embargo existe. Como cantaba Pablo Guerrero, “tus sueños son posibles“.

Ha comenzado un nuevo año. Todas las voces nos llevan por las mismas sendas. Es hora de despertar. La vida nos espera. Aquí dejamos nuestra particular invitación a hacerlo cuanto antes, y a ritmo de jazz. ¡Que lo disfruten!

 

*NOTA: En honor a Ramiro, técnico de sonido de Drakkar HD que hoy mismo cumple años, os invito a escuchar el vídeo con unos buenos altavoces. Merece mucho la pena. ¡Felicidades, bro!

…Y Pablo Guerrero me bautizó poeta.

Yo era un joven de barbas y pelos desordenados que se entretenía juntando versos en servilletas, en paredes, en libretas e incluso, alguna vez, sentado a un escritorio. Eran los años del amor, las noches, los recitales, los conciertos, los brindis (al sol, a la luna), los sueños, la utopía. Eran años tal vez igual que estos que ahora vivo, pero quizá con más compañía. Esa mañana me esperaba, en la parada de metro de  Antonio Machado, Javier Maroto (pelo desordenado, colores, guitarra, risa). Llegaría, poco más tarde, Álvaro Fraile (cuadros, lana, humo, voz). Era de día y era raro vernos con tanta luz (con tanto sueño), pero había un motivo, cosa que nunca hizo falta, para el encuentro. Hoy desayunábamos con el maestro.

Meses atrás, Maroto había musicado un poema de Pablo Guerrero y Álvaro se había encargado de grabar a ambos para el disco ‘Luz’ del primero. Desde entonces se permitían quedar de vez en cuando para hablar de la poesía, del mundo, del amor, de la música. Pablo Guerrero, el mítico cantautor, el poeta de la Transición, la voz de una Extremadura despierta, el autor de ‘A cántaros’, ese himno de libertad, se hacía cercano en un café sencillo. Los privilegios de la amistad y las buenas compañías me convertían a mí, en esa mañana de años atrás, en partícipe de ese café con sabor a tertulia añeja. La cita era en la cafetería ‘Los Poetas’ que, lejos de las resonancias parnasianas que pudiera tener, es un bar de menús del día y barra de zinc de los de toda la vida tirando a cutrecillo. Allí sentado a una mesa, con su cigarro encendido, su barba teñida por la nicotina y un cuerpo que no terminaba de llenar la chaqueta que llevaba, nos esperaba Pablo Guerrero.

La mañana de tertulia fue por unos derroteros muy distintos a los que yo me esperaba, de hecho no llegó a ser una mañana de tertulia como tal. El maestro, parco en palabras hasta el extremo, disfrutaba de la conversación y se limitaba a escuchar, como eternamente aprendiendo, y a asentir de vez en cuando o responder casi monosilábicamente cuando se le requería. Con todo, el ambiente exhalaba una magia especial, una sensación de historia personal irrepetible, y yo me había impuesto una misión particular para ese encuentro. En un momento dado, cuando así lo creí oportuno, realicé un gesto no muy habitual en mí y, abriendo mi zurrón gastado, le acerqué una serie de versos manuscritos al gran cantautor. “Me gustaría que los leyera, si quiere. Son míos. Para mí sería un honor…”. Guerrero los cogió con su mano de dedos gastados a fuerza de cuerdas de guitarra y, tomándoselo mucho más al pié de la letra de lo que hubiera pensado nunca, allí mismo, enfrente de todos, comenzó a leerlos en silencio. Fueron diez minutos, tal vez más, tal vez menos, de absoluto embelesamiento. La mística del momento vibraba con fuerza y las miradas de Maroto y de Álvaro me confirmaban que, a pesar del corte, había hecho bien. Al terminar la lectura de las hojas sin encuadernar que le había acercado, levantó la vista, aún con los papeles en la mano, me miró a los ojos, sonrió por debajo de la barba y el espeso bigote, y sentenció, con voz de bautismo literario, “Enhorabuena, eres poeta”.

Hoy se cumplen cuarenta años de la creación de ‘A cántaros’ y, para celebrarlo, Pablo Guerrero ofrece esta noche un concierto en el Círculo de Bellas Artes de Madrid rodeado de amigos. Yo, rodeado de los míos, volveré a acercar mis barbas y pelos renovados al halo de este poeta para seguir creyendo en el amor, en la noche, en los brindis, en los sueños, en la utopía y en que, una vez, alguien me marcó con una responsabilidad y una forma de vivir el mundo que superan mis estrofas y van más allá de mis versos.

Hay que doler de la vida hasta que creer que tiene que llover a cántaros…

¡Hazte con el libro ‘Cuaderno de Bitácora’ de el Mundo de Mañana!

La cita del mes

"No hay nada más poderoso en el mundo que una idea a la que le ha llegado su tiempo".

-Víctor Hugo-

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 3.654 seguidores

Este blog funciona bajo licencia Creative Commons

A %d blogueros les gusta esto: