chabolas

Esta etiqueta está asociada a 2 entradas

Tiran abajo El Gallinero. Qué dolor… Qué vergüenza…

IMG-20130618-WA0004

Una imagen que lo dice todo. Casi un icono. Una vez más, el Ayuntamiento de Madrid, protegido por una impunidad vergonzosa y armado como un ejército con su cuerpo de Power Rangers municipales, se salta los Derechos Humanos fundamentales y derriba viviendas en El Gallinero. Viviendas y todo lo que pilla a su paso. El muro en el que tradicionalmente se pintaba el mensaje de esperanza con motivo del Día de los Niños y las Niñas, también ha caído. Un muro en el que este año, muy significativamente, se había escrito el lema “Tenemos un plan”, lema con el que los voluntarios llevamos reivindicando desde el mes de septiembre pasado un plan alternativo para la gente de El Gallinero. Hoy el muro ha caído y, con él, Ana Botella pareciera estar diciéndonos “y vuestro plan, también”.

En total, con la información con la que cuento en este momento, han derribado nueve viviendas, han movido el barracón que servía de aula de apoyo escolar, han tirado el muro y han aplastado el templo que esta misma semana habían terminado de construir los vecinos de El Gallinero. Sí, han derribado un templo. Por segunda vez en menos de medio año. La Ana Botella de misa diaria que mañana comulgará de rodillas y en la boca, ha derribado un templo. Un peligrosísimo templo. Qué desolación…

De alguna de las viviendas han tenido que sacar a los habitantes por la fuerza, ya que han llegado tan temprano que seguían durmiendo. De hecho, los niños no han podido ir al colegio ya que las máquinas y el despliegue policial han llegado mucho antes que las rutas escolares y luego no ha podido salir nadie del poblado. Los niños, como se pueden imaginar, aterrorizados. Sus caras, un poema. De las nueve viviendas derribadas, se quedan en la calle, sin techo, 20 menores y 14 adultos. 34 personas que hoy dormirán al raso en el Madrid olímpico de 2020. La alternativa, tú niño español, que has nacido en Madrid, pero eres tan pobre como tus padres, te vas a tener que ir a Rumanía, a pesar de tu nacionalidad y origen, resulta que tus padres son de allí y para los miserables es lo que que toca.

Qué desolación. Qué dolor. Qué vergüenza.

Ampliaré a lo largo del día, cuando no me mueva la bilis.

Luces de El Gallinero, un poblado chabolista a 12 km de la Puerta del Sol.

No ha pasado ni una semana desde que terminamos de rodar el vídeo que hoy queremos presentaros y, la realidad de la que habla, ya ha cobrado una actualidad muy distinta a la que desearíamos. Ayer mismo, con el habitual despliegue policial digno de una zona de guerra, los habitantes del poblado chabolista de El Gallinero recibieron las notificaciones que les informaban de que, en menos de un mes, el Ayuntamiento de Madrid procedería a derribar sus viviendas. Menos de treinta días para que este asentamiento en el que llevan trabajando diferentes agentes sociales a lo largo de siete años con resultados soprendentemente positivos simplemente desaparezca. El trabajo y el esfuerzo de todo un pueblo será, si nadie lo impide, arrastrado por la pala de las excavadoras.

El Gallinero es, como decimos, un poblado chabolista en el que resulta sencillo ver a niñas recogiendo agua de una fuente en grandes bidones para llevarla hasta sus casas, menores jugando descalzos, adultos que no saben leer ni escribir que ven cómo su descendencia empieza a ir por primera vez al cole y otras realidades a las que nos tienen acostumbrados los reportajes sobre los países en vías de desarrollo. El único matiz, que no es para nada trivial, reside en que este poblado está ubicado a escasos 12 kilómetros de la Puerta del Sol y no en algún continente lejano. Son nuestros vecinos. Una realidad de marginación entre los propios marginados (les echaron incluso de la Cañada Real) que evidencia que nuestra sociedad no funciona. El Gallinero, y las medidas que pretende llevar a cabo el consistorio con estivalidad y alevosía, son el fracaso de nuestro sistema.

Abel y Ardet como ayudantes durante el rodaje.

Sin embargo, entre toda la miseria que de un simple vistazo puede observar cualquiera que se acerque hasta este barrio de no más de medio millar de habitantes, existen semillas de esperanza que demuestran que merece la pena apostar por esta gente. Luces brillantes que alumbran, si uno se deja, a todos los prejuicios que recaen sobre el colectivo gitano rumano. Niños y niñas que luchan por su futuro y sus ilusiones sin dejar de ser niños. Niños y niñas que son héroes sin rostro luchando contra su propia circunstancia y a los que ‘el Mundo de Mañana’ ha querido poner cara y nombre. Es por eso que nos lanzamos a realizar y ahora presentamos a todos nuestros seguidores este vídeo que se atreve a sacar lo que nadie antes ha sacado de un poblado chabolista: la esperanza. En este segundo trabajo audivisual de ‘el Mundo de Mañana’ producido con un cariño y una profesionalidad impecables por la gente de Drakkar, presentamos una cara de la realidad que es tan cierta como la que habitualmente nos muestran.

No me cansaré de decir que la mayor denuncia es comunicar la esperanza. Es muy difícil implicarse con aquello que vemos insalvable o que sólo nos envía mensajes de ofuscación e impotencia. Tal vez muchos de ustedes, después de escuchar a Abel Jordan, el joven protagonista del vídeo, entiendan como yo pude entender que esta realidad nos toca, y mucho. Que ese niño no puede vivir así. Menos a doce kilómetros de nuestra casa. Si es el caso, si esto les toca algo, los voluntarios que trabajan codo a codo con este pueblo nos pedirán ayuda para impedir la injusticia de un derribo inminente.

Les presento, en fin, un reportaje que lleva mucho trabajo detrás pero también mucho de lo que susurraba el corazón, tanto del que suscribe como del de la gente de Drakkar, mientras rodábamos. Como advertimos en los créditos del final, todas las respuestas de Abel son espontáneas. No hay nada retocado ni manipulado. A mí, después de verlo las mil millones de veces que conlleva un montaje, me sigue emocionando. Ojalá seamos capaces de responder al llamado que nos hace como vecinos suyos.

NOTA: Merece la pena verlo a pantalla completa. Gana.

¡Hazte con el libro ‘Cuaderno de Bitácora’ de el Mundo de Mañana!

La cita del mes

"No hay nada más poderoso en el mundo que una idea a la que le ha llegado su tiempo".

-Víctor Hugo-

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 3.653 seguidores

Este blog funciona bajo licencia Creative Commons

A %d blogueros les gusta esto: