Actualidad

Otra mañana de derribos y abuso de poder en El Gallinero.

No eran las ocho de la mañana de este martes día 9 cuando, con toda la parafernalia habitual, decenas de agentes de la policía municipal rodeaban El Gallinero. La intención, una vez más, era la de derribar un número indeterminado de viviendas y, con ellas, las esperanzas de integración para las familias correspondientes. Aunque en este caso la notificación previa aseguraba que se desmantelarían únicamente ocho chabolas vacías (en principio iban a ser seis), lo cierto es que finalmente se han tirado abajo diez viviendas, dos de ellas ocupadas, el templo que los vecinos utilizaban para el culto y un espacio de ocio.

La acción del Ayuntamiento, que como viene siendo habitual se ha realizado sin las necesarias órdenes de desalojo y vulnerando los derechos básicos de los vecinos de El Gallinero, ha estado marcada por una inadmisible prepotencia y por un evidente abuso de poder por parte de los funcionarios municipales. Muchos niños se han quedado sin ir al colegio debido a que la llegada de los agentes ha coincidido con la de los autobuses escolares. Así, en medio del poblado, han podido ser testigos involuntarios de los derribos de sus viviendas, del cerco policial pertrechado con los habituales cascos, escudos, porras e incluso pistolas y del reguero de escombros, zanjas y destrucción que las palas excavadoras han ido dejando a su paso.

Entre los casos de más flagrante falta de derechos que han acontecido a lo largo de la mañana, se encuentran los de dos viviendas que, teniendo a sus ocupantes dentro de la misma, han sido notificados del derribo in situ sin tiempo para poder sacar afuera sus pocos enseres. Así mismo, en una muestra más de incomprensión y absurdo, han optado también por derribar la cocina de una de las chabolas dejando el resto en pie en una decisión sin mayor sentido que el de intimidar y hacer una innecesaria demostración de poder.

Sin embargo, dentro de la profunda indignación e impotencia que han generado los derribos, también merece la pena destacar algunas luces. Luces como las que han aportado para los vecinos los casi cuarenta voluntarios que se han desplazado hasta El Gallinero para intentar paralizar el desalojo de las viviendas. Ganando en previsión a los agentes, una hora antes de la llegada de estos, se encontraban bajo el cielo todavía estrellado colgando las pancartas que denunciaban lo que minutos después iba a acontecer. Este tiempo extra ha sido vital para coordinar a los que hasta allí se habían desplazado madrugón mediante y ubicarles dentro de las chabolas para mediar con la policía e intentar evitar el destrozo. Se ha conseguido hasta en dos ocasiones. También se ha aprovechado para colocar en cada una de las puertas de las viviendas de El Gallinero los derechos fundamentales que les asisten, para conocimiento de los agentes. Papeles estos que han sido arrancados con furia por Julio César Santos, viejo conocido del poblado y ejecutor de los derribos. Con todo, la mayor luz de todas las que cabe destacar ha sido la actitud pacífica en todo momento de los habitantes de El Gallinero, a pesar de tener que ver con sus ojos impotentes cómo una vez más desmantelaban sus esperanzas y sus sueños de una vida mejor en nuestra ciudad. Una actitud que vuelve a demostrar la exagerada e innecesaria presencia policial que suponen estos dispositivos, caros para el contribuyente y aterradores para los más vulnerables del poblado.

Por la tarde, cuando todo había terminado, cuando el ruido de las dos palas excavadoras y de los furgones de policía había cesado, cuando ya no quedaba ninguno de los múltiples medios de comunicación que se han aproximado para cubrir la ignominia, algunos niños reflexionaban serios. “Dios se va a enfadar mucho con los policías, porque no sólo han tirado las casas de los gitanos, sino que han tirado abajo la casa de Dios y estamos tristes”.

*Pendiente de completar en los próximos días con imágenes y testimonios. Texto de urgencia.

Anuncios

Comentarios

4 comentarios en “Otra mañana de derribos y abuso de poder en El Gallinero.

  1. Que triste! gracias por estar allí y mantenernos informados a los que estamos lejos:(

    Publicado por Antonieta Rodríguez Gaona | 9 octubre, 2012, 23:45
    • Antonieta mira sois un vecino del gallinero si viniera tupegar robar el móvil pegarse en el autobús robar robar preguntar a lo vecinos de Rivas queman transformadores de luz rompen tuberías de aguas yo te los dejaría ampliar siete años al lado de tu casa pregunta a la guardia civil cuando si caravana en la carretera Valencia accidente etc se meten entre los coches a robar bolsos teléfonos a mi se me a quitado la pena llevaremos tu una temporada y luego ablamos

      Publicado por Anónimo | 18 octubre, 2012, 19:26
  2. ¿Y dónde están ahora las familias?

    Publicado por María | 10 octubre, 2012, 8:02
  3. Vivo muy cerca del gallinero no son tan buenas prazonadas como queréis hacer creer roban luz agua son cerdos malas personas para ellos mismos se dedican a robar asta sus propios vecinos consiguieron que no pararanel bus de rivas

    Publicado por francisco | 18 octubre, 2012, 19:02

¿Qué te ha parecido? Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¡Hazte con el libro ‘Cuaderno de Bitácora’ de el Mundo de Mañana!

¡Nuevo libro de el Mundo de Mañana ya a la venta!

La cita del mes

"No hay nada más poderoso en el mundo que una idea a la que le ha llegado su tiempo".

-Víctor Hugo-

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 3.654 seguidores

Este blog funciona bajo licencia Creative Commons

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: