Cuaderno de Bitácora

Esta categoría contiene 27 entradas

¡Lo hemos logrado!

Crowdfunding

Después de 50 días, tras dos vídeos, cinco apuestas, tres correos, siete polos, pocos pelos, un recital on line y miles de chapas, ¡lo hemos logrado! ¡Hemos conseguido alcanzar el objetivo del proyecto de crowdfunding! Parece mentira, pero así es, entre todxs hemos conseguido recaudar el dinero necesario en el plazo acordado para financiar el Mundo de Mañana ¡y ha sobrado tiempo y dinero! Como ya comentaba el viernes por las redes sociales, estoy sobrepasado y sin palabras. No las tenía todas conmigo, pero os tenía a todxs conmigo. 

Ahora comienza una nueva etapa para esta página y para este autor, una etapa marcada por la profesionalidad y por la merecida respuesta ante todos los lectores y, muy especialmente, ante todos los co-financiadores del proyecto. El sentimiento de responsabilidad ante mis mecenas es grande. Hoy, tres días después de un silencio hijo de la celebración, el agotamiento y el más que previsible arrechucho que efectivamente me ha dado tras la tensión vivida (y del que felizmente me recupero con la cara verde en casita), os escribo para daros un primer agradecimiento oficial emocionado (el de verdad, el que quiero dar, llegará este jueves) y para concretar mis deudas.

De acuerdo a lo que prometí en la última Apuesta de la Semana, y que indudablemente habéis ganado, me veo en la obligación de ofreceros:

  • Un vídeo de un servidor de ustedes bailando ‘Moves like Jagger’.
  • Un vídeo de mi gata Gipsy haciendo cosas monas de gatos.
  • Tres fotos extra tres con los dichosos polos en los lugares que os dé la gana y me sugiráis en los comentarios.
  • Una opción abierta a lo que digáis en los comentarios.
  • Un poema personalizado dedicado a las personas que han ayudado en este último empujón.

Ese es el tremendo combo (no lo olvido) que llegará la semana que viene para estrenar el mes y, muy probablemente, a su vez, estrenaremos una nueva sección sorpresa a modo de regalo que me tenía escondida en la manga y de la que quizá tengáis sus primeras noticias mañana miércoles ligadas al Salón de Invitados…

Una vez más, y en espera de las palabras que quiero dedicaros este jueves, gracias. Este hombre de palabra cumplirá con sus apuestas, primero, y con su compromiso adquirido con todos vosotros. No dejéis de preguntar cualquier duda que tengáis con el proceso del crowdfunding ahora que se ha logrado, estaré encantado de responderos. En los próximos meses llegarán el nuevo dominio, las mejoras técnicas, los estrenos de secciones, las recompensas a los mecenas y una maravillosa fiesta de presentación, pero todo eso será otro día. Hoy toca celebrar. Hoy ya es, hoy sigue siendo, aquí y ahora, el Mundo de Mañana.

Última apuesta de la semana: El combo final. Ahora o nunca.

combo

Tras cuarenta y tres días de chapa sin descanso, tras semanas y semanas de contenidos, apuestas, vídeos de gatos y polos, tras incontables mensajes de ánimo, apoyos incondicionales y aportaciones nunca suficientemente bien agradecidas, ha llegado la ÚLTIMA APUESTA DE LA SEMANA. LA APUESTA DEFINITIVA. EL COMBO FINAL. Quedan siete días siete, una semana, para terminar el plazo del proyecto de crowdfunding y NOS LO JUGAMOS TODO A TODO O NADA. Si en los próximos días no llegamos a los 3.600 euros presupuestados, la página del proyecto no recaudará nada de los donantes y, en consecuencia, el Mundo de Mañana no recibirá un sólo euro (que cariño y apoyo sí que está recibiendo mucho desde ya mismo). Así son las normas del crowdfunding y con ellas jugamos.

Por todo esto, para terminar de motivar a los indecisos, para despertar a los camastrones, para incitar a los de la última hora, para que aviséis a vuestros parientes ricos, lanzamos esta última apuesta de la semana que, junto con el recital on line de este jueves 20, serán los dos últimos grandes eventos de este recorrido de 50 días que llevamos haciendo entre muchos. Después, quizá la gloria. Seguro, el fin de la chapa. Cualquiera de las dos cosas estamos convencidos de que serán recibidas con alborozo por nuestros lectores.

Por tanto, conocidas estas cosas, en uno de los momentos más emocionantes de el Mundo de Mañana, si en el plazo de siete días conseguimos llegar a los 3.600 euros presupuestados (quedan apenas 1.000) el autor de esta página se compromete a: grabarse bailando ‘Moves like Jagger’ (a petición popular) + vídeo extra de mi gata Gipsy haciendo cosas monas de gatos + 3 fotos con el dichoso polo en los lugares que os dé la gana + Opción abierta a lo que queráis (la que más aceptación tenga en los comentarios a esta entrada)  + Un poema personalizado a las personas que ayuden a conseguirlo (tanto apoyando económicamente como moviéndolo, compartiéndolo, comentándolo, robando bancos…). TREMENDO COMBO!!! Ni más ni menos que cinco cosas diferentes, sugerentes y extravagantes para deleite de todos los lectores de esta página. ¡Tiramos la casa por la ventana! ¡Todo o nada! ¡Ahora o nunca! Esta es LA ÚLTIMA APUESTA DE LA SEMANA.

Es difícil, pero no imposible. Sé que lo vamos a conseguir. Seguro.

A fin de cuentas, los incrédulos olvidan una cosa muy importantes, compañeros…

La fuerza de lo que nos falta. Solidaridad bajo tierra.

tren-antiguo-Metro-Madrid

Cuento, por lo que me removió y porque llevo pensando en ello desde hace una semana, una anécdota breve que me sucedió el otro día en el metro. No sea más que porque pueda aprovecharles a ustedes o descolocarles del mismo modo:

El metro. Caras al suelo y silencio de más de medianoche. Quedan pocos minutos para el cierre y los vagones se llenan de personas que vuelven de trabajar, alguna pareja imposible y personajes perdidos en medio del tiempo. Casi siempre que recorro Madrid de oeste a este entre semana me dan estas horas. Recorta el silencio sin avisar y de forma inevitable un hombre que comienza a pedir en voz alta. Piel envejecida y pegada a la calavera, manos gruesas y ásperas, pelo ralo y ropa sucia de hace dos décadas. Arrastra su bolsa de tela y su mirada perdida. «De rodilla se lo pido, ante ustedes y ante Dios»«Pido para comer, pido para comer, pido para comer»«Se lo pido por Dios, se lo pido por Dios, se lo pido por Dios». Todas las frases tienen la misma entonación. Todas se repiten tres veces. Mi mente, que sabe que no llevo nada, me desnuda la incoherencia de seguir pegado a la pantalla de mi smartphone. No le puedo mirar. No, de rodillas no. Eso nunca. No puedo. «¡Levántate!» Pero mis labios no llegan a despegarse.

El hombre avanza, con el mismo discurso y la misma postura, unos metros más. Al terminar, una mujer caribeña, una de esas que vuelven a estas horas injustas de trabajar, saca de su bolso, envuelto en una bolsa de plástico, lo que parece ser un bocadillo de casi una barra entera de pan y se lo ofrece. El hombre, agradecido pero con la misma mirada perdida al frente, lo recoge y continúa su vagar a través de los vagones. Le ha dado su cena. «¿Qué más da?», estará pensando probablemente ella, que continúa como si nada su viaje hasta la siguiente estación. Mi mirada se llena de admiración hacia ella al mismo tiempo que se clava en mi cobardía. Es por eso, por la sensibilidad que me ha despertado el gesto y por tener los ojos clavados en ella, que puedo ver algo más. Algo que aún hoy me da vueltas y me hace pensar. Sentado en frente de ella, un hombre, inquieto en su asiento, probablemente con sentimientos muy parecidos a los míos, no aguanta más y expresa en alto lo que le martillea en su cabeza: «¡Es que no puede ser! ¡Me niego!». Sobresaltado, centro mi atención en él. Abre su mochila, también de trabajar, e impulsivamente y sin tiempo para la reacción de nadie, saca un bocadillo, lo parte por la mitad y se lo ofrece a la mujer. «¡Usted no se queda sin cenar hoy!» La protagonista, muerta de vergüenza y con esa risa que sólo saben tener los nacidos en países bañados por el Caribe, intenta devolvérselo diciendo que da igual, que de verdad, que no pasa nada. «¡Usted ha hecho lo que cualquiera de nosotros deberíamos haber hecho y no se queda sin cenar, no hay más discusión!» La mujer, aún riéndose y resistiéndose un poco, lo recoge. «¡Vaya! ¡Pero si es de jamón! El mío sólo era…». Llegamos a Sol (ahora la infame vodafone Sol) y bajan juntos.

Solidaridad entre los olvidados. Solidaridad que mueve a solidaridad. Solidaridad que despierta la conciencia de la fuerza de lo que nos falta. Solidaridad bajo tierra.

Un vídeo con gatitos para promocionar un crowdfunding. No tengo alma.

Así es, amiguitos y amiguitas de el Mundo de Mañana, el vídeo que encabeza estas letras se ha convertido en la herramienta de difusión para redes sociales de nuestro proyecto de crodwfunding, el cual ya ha llegado a su 40% cuando quedan apenas veinte días para cumplirse el plazo propuesto. Efectivamente, a pesar de su fugaz aparición estelar, la protagonista indiscutible es mi gatita Gipsy. Sé que voy a donde duele. Me consta que es ruín utilizar así los sentimientos de la gente. Ha llegado la hora de utilizar armas mayores para conseguir financiación para el Mundo de Mañana: los vídeos de gatitos. Pero no les quiero desvelar nada. ¡Denle al play! ¡Compartan! ¡Difundan! ¡Suelten la plata! ¡Aprovechen que estamos a principios de mes para hacer realidad el futuro de este medio de comunicación que les pertenece a todos ustedes!

¡Y gracias!

¡Tengo trabajo!

Trabajo

Así es, amigas y amigos. Os traigo una buena noticia: tengo trabajo.

Es en un joven medio de comunicación digital que lleva ya unos cuantos meses de rodaje. Un medio en el que tengo libertad absoluta para publicar lo que quiera sin mayor censura que la que yo mismo me imponga. Un medio que me permite expresarme, investigar sobre los temas que siempre me han interesado, hacer periodismo desde el margen, desde los empobrecidos, desde los que nunca nadie nada, llevar a la portada lo que en otros medios queda relegado a la sección de sucesos, cuando les da por sacarlo. En este medio puedo incluso, cuando así lo requieren la actualidad o la vida, colgar mis reflexiones personales y algún que otro verso libre.

Tengo trabajo. Tengo trabajo y, además, como podéis ver, de lo mío, de aquello para lo que durante tantos años de estudios y experiencias a uno y otro lado del océano me he preparado. Este trabajo que tengo me lleva muchas horas a la semana, las que mi vocación y mi búsqueda de la calidad me exigen. Sin embargo, lo hago muy a gusto. ¡No está la cosa como para despreciar un trabajo que tiene que ver con lo que uno quiere para su vida! Estas horas las empleo no sólo para redactar los distintos reportajes sino también para programar, diseñar secciones, novedades, formas de llegar a los distintos públicos, distribución en redes sociales… Y es que no os lo he comentado pero resulta que en este trabajo que tengo llevo un cargo de una cierta responsabilidad.

Tengo trabajo. Un trabajo que, además de todo lo expresado, es muy satisfactorio. Recibo mucho cariño de unos lectores que, desde sus inicios, han acompañado a este medio, comentado sus entradas y replicado sus informaciones en sus casi treinta mil visitas. Satisface también el hecho de poder escribir artículos tan sinceros y con tan buena acogida en otros medios como este sobre El Gallinero, este otro sobre el terrible incendio del penal hondureño de Comayagua o la injusta historia de la niña Gift. Denuncias todas ellas que dan sentido tanto a mi trabajo como al propio medio de comunicación que las acoge. Denuncias que en otros lados no aparecen y que demuestran que merece la pena que este medio siga adelante haciendo su labor.

Tengo trabajo. Pero os he engañado un poco: no es noticia. No lo es porque, de hecho, no es nada nuevo o nada que no supierais. El medio de comunicación digital en el que trabajo se llama el Mundo de Mañana. Soy mi propio jefe desde hace casi un año y medio. Es una apuesta personal y vocacional que me lleva mucho tiempo de dedicación, mucho cariño y muchas muchas muchas satisfacciones. Me lleva, como digo, mucho trabajo luego, estando en paro, no estoy ni mucho menos parado. Lo único que le faltaría para cumplir con lo que se entiende por «tener trabajo» no es otra cosa que un sueldo, una remuneración que me permita dedicarle a esta bitácora el tiempo que merece y los medios técnicos que necesita.

Me he propuesto conseguirlo y, para ello, necesito de vuestra ayuda. Os la pido con humildad, con cariño y con confianza. El formato que he elegido para poder financiar este proyecto es a través de una página de crowdfunding, en concreto la que podéis encontrar en este enlace. Las aportaciones que os sugiero van desde los 5 euros hasta todo lo que uno quiera dejar. Cualquier apoyo es válido con tal de conseguir los 3.600 euros presupuestados antes del 24 de junio, fecha tope para conseguir la financiación. Si sois lectores de el Mundo de Mañana, os parece que merece la pena y queréis apoyarlo, esta puede ser una buena de hacerlo. Si aún así no tenéis posibilidad de hacer ningún aporte económico ¡no pasa nada!, mover el enlace entre vuestros conocidos también puede ser una muy buena ayuda. ¡De cinco en cinco euros, entre muchos, podemos ser capaces de llegar a los 3.600 antes de la fecha señalada! No dudéis en echar un vistazo al enlace para resolver cualquier duda que podáis tener al respecto de cómo funciona exactamente esto.

http://www.lanzanos.com/proyectos/el-mundo-de-manana/

Mil millones de gracias por vuestra confianza y por entender lo que supone para mí, también laboralmente hablando, este proyecto. Os iré informando de qué tal va la recaudación y de curiosas propuestas que irán surgiendo (atentos a «la apuesta de la semana») para fomentarla. ¡Tenemos cuarenta días para conseguir este reto! ¡Seguro que, entre todos, lo conseguimos! ¡Gracias!

Mourinho, Ikea, Mercedes Milá, los expulsados de Gran Hermano y la madre que los parió.

553813_454799984582106_1458992804_nEn esta España de los atentados diarios a los Derechos Humanos ya tenemos al primer muerto por haberle sido negada la atención sanitaria. Se llama Alpha Pam, es senegalés y murió en Mallorca de tuberculosis. No le trataron por no tener tarjeta sanitaria. No tenía tarjeta sanitaria por ser extranjero. Lo explica fenomenal y con una extensa relación de datos Pintiparada aquí. Este recorte humano por el bien de nuestra economía y del Estado del bienestar pesa ya sobre nuestra conciencia. No hemos recortado un sólo céntimo de rescate a la banca o de la fabricación de armas, hemos recortado la vida de Alpha Pam. Así es como España sale de la crisis. Por la puerta grande y con dos orejas, como nos enseña nuestra cultura de festividad en la muerte y en la sangre.

En esta España del enriquecimiento a costa de los Derechos Humanos ya tenemos una fábrica con cientos de trabajadores/esclavos muertos en Bangladesh. Van, por ahora 622, una cifra de vidas que, de haber sido occidentales, supondrían una de las más grandes tragedias de la Humanidad en las últimas décadas pero que al ser «simplemente» de Bangladesh pasarán al olvido como parte de la balanza de costes de nuestro sistema. Pero resulta, sin embargo, que no nos podemos olvidar porque, en esa fábrica de los 622 muertos, se trabajaba en condiciones infrahumanas para marcas españolas tan conocidas como Mango y El Corte Inglés. No puede ser que no pase nada. No puede ser que nadie vaya a decir nada.

BJikLhgCIAA-RFw

Ruinas de la fábrica de Bangladesh.

428493_560480607335883_556735702_nPara rematar el inicio de la semana, y saliéndonos un poco de nuestras fronteras, llega la noticia de que el rinoceronte negro se ha extinguido. Esto, que ciertamente trata de un animal en el que no había reparado ni había sentido una especial sintonía con él en mi vida, me deja hecho polvo y avergonzado como especie. Más cuando la información se completa con el dato de que el último ejemplar de esta contundente y solemne familia de animales ha muerto abatido por los disparos de un cazador furtivo. Y será la cosa de enfrentarme a imposibles o el vacío que deja la propia imposibilidad del retorno (ya nunca más este animal vivo), pero me siento habiendo cometido un gran fallo como parte de la Humanidad.

Sin embargo, este post cabreado no estaría del todo justificado (ni su titular) de no ser porque, a pesar de todo lo dicho, la noticia del día en medios y redes y lo que se lleva todos los trending topics desde ayer es que Mourinho (un entrenador de fútbol) estuvo comprando en IKEA. Así es, amigos y lectores de esta bitácora, todos los ojos de los habitantes de esta piel de toro maltrecha puestos en la supuesta compra de un señor en una tienda de muebles (al parecer, cajas, cinta aislante y todo ello «muy serio y hablando en portugués»). ¡Viva España! ¡Viva Maura!Ikea Lo peor de todo es que la noticia no consiste en que este cabrón comprará en domingo, día de las madres para más inri, no. El meollo de la cuestión no consiste en que este tipo, como tantos otros tipos, haga uso de los injustos horarios laborales impuestos en su día por doña Esperanza Aguirre que permiten trabajar en domingo y deshacer lo poquito de conciliación familiar que nos quedaba. La noticia es, simple y llanamente, que un portugués fue a comprar a Ikea unas cajas. Esto deja a la noticia del fin de semana que hablaba de las conspiraciones de Mercedes Milá y las grandes marcas para echar a una pobre concursante cuyo único delito era tener la misma ausencia de materia gris que sus compañeros a la altura de una exclusiva mundial. Casi justifica y ayuda a entender, viendo el nivel de prioridades, que las masas se estén uniendo para clamar justicia, boicotear a la pantalla amiga y exigir a Vasile, con campañas on line, manifestaciones y artículos, que vuelva la pobre concursante vilipendiada a Gran Hermano.

Y, mientras, Mariano en su sofá encendiéndose un puro y diciendo para sus adentros: «qué fácil esh gobernar Eshpaña».

¡Extra, extra! ¡Semana de novedades!

newspaper_extra_copy-1

¡Extra, extra! ¡El Mundo de Mañana responde ante sus lectores! ¡Salen a la luz datos que hablan del estreno nuevas secciones y de una más que probable profesionalización de la página! ¡Extra, extra!

Todo parece apuntar que la primavera le está sentando de maravilla a esta página que os pertenece a todos vosotros. Se conoce que el reciente riego centroamericano está haciendo brotar con inusitada fuerza los frutos que llevábamos meses esperando. En los siguientes párrafos os lanzamos, a modo de adelanto, una novedad, un estreno y un rumor (que para algo esto es una página de periodismo).

La novedad se refiere a uno de los pasos más importantes que hemos dado en el Mundo de Mañana: Nos profesionalizamos. ¿Qué queremos decir con esto? Aunque en aproximadamente una semana le dedicaremos una entrada específica al tema contando todos los detalles y recogiendo todas vuestras opiniones, avanzamos algunos detalles de esta decisión. Nos hemos propuesto, en vista del buen camino que esta tomando esta página en su escaso año y medio de vida, cumplir a rajatabla el plan de medios que nos propusimos a principios de año y hacerlo con la calidad que merece. Queremos también que el Mundo de Mañana siga siendo vuestro, de nadie más. Es por eso que nos hemos lanzado a crear un proyecto de micromecenazgo (crowdfunding) que nos permita liberar el tiempo suficiente para crear contenidos de calidad con una periodicidad constante. Para llevarlo a buen término necesitamos urgentemente vuestra ayuda. No pasaremos a la fase de financiación hasta que no consigamos que el proyecto tenga 100 votos. Eso, los lectores de el Mundo de Mañana, lo consiguen con la gorra. ¿Hacemos una apuesta de cuántos días (u horas) tardamos en conseguirlo? ¡No os llevará más dos minutos! Podéis votar, si os parece, aquí: http://www.lanzanos.com/proyectos/el-mundo-de-manana/  ¡Muchas gracias por la confianza!

El estreno es uno de los más esperados de esta nueva temporada de el Mundo de Mañana. Llega, al fin, nuestro primer visitante al Salón de Invitados. No os imaginais las ganas que teníamos… Aunque hasta mañana miércoles no desvelaremos el nombre (estad pendientes), os aseguro que os va a encantar. Esta página se llenará de carisma, de talento y, por qué no decirlo, de sorpresa. Sorpresa al ver el tema que nos proponga. Este Salón de Invitados es libre y aquí se habla de lo que a uno le dé la gana…

El rumor, para crear más intriga si cabe, va referido a una más que probable nueva sección en la página. Quizá, quién sabe, si el destino y las constelaciones se cruzan, si la fortuna se gira y nos mira a los ojos, podamos contar con el lujo de una nueva firma fija en el Mundo de Mañana. Una actualización semanal que no dejará indiferente a nadie y que será, con total seguridad, replicada en vuestras redes sociales. ¿Quién será? ¿Qué será?…

Y ahora… ¡votad, votad, malditos! ¿Llegaremos antes del viernes a los 100 votos necesarios?

dia-del-periodista

 

Cuadernos del Sur: Nicaragua (un esbozo).

5/ II / 2013

Vuelo Madrid-Miami, más o menos sobre el Triángulo de las Bermudas.

«La única aventura posible/ es vivir viviendo./ Abrazar los horizontes,/ diluirse en el mar,/ ser una gota de Humanidad/ desparramada en el cosmos./ Vivir viviendo,/ abriendo destinos./ El ojo de un bebé/ no cambia/ hasta que muere anciano./ La aventura se mueve,/ baila, gira,/ no se sabe estar quieta./ Vivir es salir./ La aventura está fuera de tu tierra.»

Despego otra vez. Salto el charco de nuevo. Bajo mis pies, las olas mansas y los destellos blancos del sol. En el horizonte, palmeras, montañas verdes, cielos infinitos, noches estrelladas. Vuelvo a Centroamérica, con sus gentes, con su visión del mundo, con su libertad, autenticidad y aventura, con su sabor a pueblo, con su voz eterna. Vuelvo a Centroamérica donde es posible que siga yo mismo esperándome desde hace ya más de dos años. El destino concreto, en esta ocasión, Nicaragua, tierra de Sandino y de Gioconda Belli.

IMAG2360

‘Cristiana, Socialista y Solidaria.’ Lema revolucionario de Nicaragua.

El viaje lo hago, desde su inicio en Barajas hasta su conclusión en una mecedora bajo una noche fresca de Managua, junto a mi buen amigo y compañero de batallas políticas Arturo Warleta. En el aeropuerto esperan Alberto Menoyo, mi mayor descubrimiento en meses, y Castrillo, anfitrión nica de tantas noches y tantos karaokes. No tardo media hora en conocer al que será el cuarto integrante de la familia managüense, el gran Sergio Bollaín. Juntos, Arturo, Alberto, Sergio y yo, formaremos una hermandad conocida como los Hermanos Dalton, la Casa de los Cochones*, Dos Cheles y Medio o los Tres Mosqueteros y Dartagnan. Inigualables compañeros de viaje y vida en el intenso mes nicaragüense. Compinches de noches y ligues, confidentes de experiencias, charlas e ideas. Esta experiencia en Nicaragua es, en gran parte, ellos.

IMG-20130207-00276

Los Hermanos Dalton, Toña en mano.

IMAG2347

Imagen del momento en el que comenzó a redactarse el ‘Manifiesto Fraternista’.

El motivo de mi viaje, desconocido por muchos, es un proyecto en el que llevo trabajando meses y que llena de ilusión y entusiasmo mis días. Un proyecto vital que nace ahora pero que implicará, de funcionar, el resto de mi vida. Tras mucho tiempo de reflexionar y estrujarme el cráneo, tras mirar la realidad acá y al otro lado del charco y buscar la forma de acabar con tanta injusticia, tras intentar reconciliar mi ética y mi política, di el verano pasado con un clave que ha revolucionado, desde entonces, mis días. Fue volviendo en coche de un fin de semana en Cuenca con mi hermano Miguel Ángel Coloma. Tras criticar con cierta tristeza la situación actual y ver cómo el sentido común dictaba ideas fácilmente aplicables para superar la crisis-estafa que tenemos encima, surgió la palabra. Una palabra, desde la frase que tengo como lema personal que dice que la mejor denuncia es comunicar la esperanza, de la que podía podía salir toda una ideología. Algo nuevo por lo que podría merecer la pena luchar. Una bandera nueva que, superando las antiguas, nos uniera en un único frente mundial frente al que oprime y explota. Treinta años después, al fin, mi ideología, aquello en lo que creo. Tardé poco tiempo en compartir esta idea, esta urgencia, con mi compañero de batalla en las pasadas Elecciones Generales, Arturo. Aceptó el envite de redactar un ensayo a medias y subió a órdago: Teníamos que hacerlo en Nicaragua. No sólo porque él estuviera viviendo allá, sino porque lo que nos traímos entre manos sólo podía nacer en el Sur. Dicho y hecho, tras un proceso vivido a través de dropbox, correos y locutorios vallecanos en el que llegó a evolucionar incluso el término inicial, menos de cinco meses después, estoy acá, en Nicaragua, dispuesto a escribir al alimón un librito que tal vez pueda servir para revolucionar la realidad. Estaba a punto de nacer la ideología del siglo XXI, la última hija de la Revolución Francesa. Estaba a punto de nacer el Fraternismo.

IMAG2273

La mesa de trabajo de la que salieron las primera ideas que dieron forma al Fraternismo.

_MG_9705

Nuestra sala de trabajo, rodeada de post-it. Foto de Eva Bendaña.

Y entre mil post-it, mil debates, ideas que van y vienen, descubrimientos fundamentales, invenciones ya inventadas décadas atrás, piezas de un puzzle que encaja sólo y viajes al futuro con billete de vuelta, ha dado también tiempo para disfrutar de lo que Nicaragua ofrece. Nicaragua es un país maravilloso, con un paisaje de ensueño rodeado de volcanes humeantes y lagos kilométricos, en el que es muy fácil sentirse en casa. Quizá demasiado fácil para los que tenemos fecha de retorno y poco que hacer por la otra orilla. Es tan parecido a Honduras en tantas cosas que le es muy difícil a mi corazón no quedarse enganchado casi a diario. La mayor diferencia, que se hace patente casi desde el primer momento, es el nivel de violencia. Acá sí se puede salir a tomar una cerveza por la noche y permitirte el lujo de volver tarde a casa sin miedo. Pienso en mis hermanos hondureños y se me pone un nudo en la garganta, de tristeza pero en parte también de esperanza. Sólo estamos a una frontera. Honduras puede llegar a ser así, puede vivir en paz, puede disfrutar de su cultura y salir de la miseria. Urge tanto gritar al mundo estas injusticias y enseñar que pueden ser cambiadas con algo de voluntad…

Dentro de las escapadas más intensas e interesantes que hemos hecho de nuestro encierro literario ha estado la que hicimos al IX Festival Poético de Granada. Granada, sin duda, es una de las ciudades más bonitas de la Tierra, con un encanto especial que se desprende de cada esquina. Casas coloniales de todos los colores posibles, jardines exuberantes que invitan a perderse en ellos como una planta más, paseos amplios bajo un cielo que es varios cielos dependiendo casi del minuto del día en el que te encuentres, un pueblo agradable, librerías… Y si encima uno tiene el privilegio de escaparse en medio del Festival Poético la experiencia es inigualable. Hasta allá nos hemos escapado con la mara granadina formada por Alba, Lydia, Ramón, Irene y Lenin. Los días han dado tanto de sí que hemos llegado, incluso, a montar un recital en el Garden Café. Creo que con esto, y con el abrazo maternal que me dio Gioconda Belli, he tocado una de mis más altas cimas poéticas hasta la fecha.

_MG_9053

‘Bienvenidos poetas del mundo.’ Foto de Eva Bendaña.

3539_563784783639905_270387791_n

Mi encuentro con Gioconda Belli, cerrando círculos.

379236_10151312803768918_170207531_n

Una imagen del recital que dimos en el Garden Café, hito poético.

«Y, tras esto, el pequeño poeta , resguardado por la noche y una luna llena infinita, agarró un bus y se dispuso a cumplir su palabra. Recorrió cientos de kilómetros, visitó paisajes nuevos, reconoció señales, colores y calores. Atravesó la frontera. Bajo del bus. Vio la bandera al lado del nombre que llevaba grabado en el corazón. Se agachó. Tocó la tierra con sus dedos, dedos manchados que recogerían de vuelta su pasaporte. Volvió al bus y, por horas, lloró emocionado y sobrecogido. Estaba en casa.»

IMG-20130225-WA0002

IMAG2359

«…Se reencontró con Melvin, su cómplice. Le abrazó. No se creyó hasta horas después que fuera verdad. Volvió al barrio. Le temblaron las piernas frente a su casa. No le salieron las palabras con Bélgica. Sorprendió a Asentamientos en medio de misa. Se quedó enganchado a Erick. Volvió a dormir en la seguridad de la amistad de Silvia y Óscar. Sus pasos le llevaron hasta Paso a Paso, conoció el proyecto de la panadería, vio la guardería llena de niños y el dispensario lleno de medicamentos, se pateó todas las universidades de San Pedro Sula en busca de Meli, de Danny y, al fin, de Tammy. Volvió a casa de Lourdes. Vio a todos igual pero más ellos. Abrazo al maestro Bryam. Se rió con Fredy. Pasó otra noche. Comió con Maryi y Melvin. Le llevaron a tomar una granita (cuánto tiempo…). Se abrazó con Gerardo. Quedó con Anita y se vacilaron. Volvió a El Porvenir. Le tembló la voz. Subió la colina. Llamó a la puerta. Se encontró cara a cara con Don Ramón. Se llevaron las manos a la cabeza. Lloraron. Se rieron. Conoció la llave del agua en la propia casa de Don Ramón. Se emocionó al ver el agua. El agua. Al fin el agua. Se despidió. Se despidió de todos. Visto y no visto. Ya está. Bélgica, una vez más, le confirmó lo que ya sabía. Erick le renovó el cuello con una cruz vivida. Silvia y Óscar le dijeron hasta la próxima. Se despertó en la noche. Dijo hasta luego a la Rivera. Volvió al bus. Se sentó y, al amanecer, se dio cuenta de que, junto a él, el poeta, había alguien más. Había vuelto, a su ladito, casi encima de él, Miguel Ángel.»

IMAG2384

310303_10151813782552627_1097281695_n

IMAG2401

IMAG2406

IMAG2395

La vuelta a Nicaragua, tras los tres días hondureños, ha sido para rematar el ensayo pero, también, para disfrutar de la amistad que por estos confines ha nacido. Así que utilizo la tarde para escribir, la noche para salir y la mañana para recuperarme. Hay mucho que celebrar, entre otras cosas el cumpleaños de Arturo, y muy poco tiempo. Queda una semana de este mes loco e intenso y los planes son muchos. Entre otros, agotar las horas en el Fandango, probablemente el mejor garito de Managua, y cerrar todos los karaokes que nos sean posibles. Mi compinche noctámbulo, Alberto, así lo convenía mientras los abuelos se quedaban cuidando de la casa. Este mes nica también ha sido, aparte de lo profundo, salir, reírme, reaprender a disfrutar de la vida, que buena falta me hacía.

IMG-20130303-00298

Típico desayuno de Managua compuesto de bloody mary y galletas de chocolate.

Y así, los días han ido pasando hasta llegar a esta fresca noche de Managua en la que da por concluido este viaje y, con él, este nuevo Cuaderno del Sur. Me vuelvo con nuevos y buenos amigos, con muchos planes por concluir, con los abrazos necesarios de Honduras y con un libro bajo el brazo. No está mal. Todo apunta a que, más pronto que tarde, habrá un nuevo cuaderno de Nicaragua. Pero eso sólo el tiempo y la ya inminente Revolución Fraternista lo dirán. De sus luchas y sus propuestas les hablaré más adelante. Por hoy quedémonos acá, en América, disfrutando de la amistad y, por fin, de nuevo, de la libertad, la autenticidad y la aventura.

4/ III/ 2013

Managua. En una noche fresca y estrellada.

IMG-20130305-WA0000

IMAG2447

¡Hazte con el libro ‘Cuaderno de Bitácora’ de el Mundo de Mañana!

La cita del mes

"No hay nada más poderoso en el mundo que una idea a la que le ha llegado su tiempo".

-Víctor Hugo-

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a 3.655 seguidores más

Este blog funciona bajo licencia Creative Commons

A %d blogueros les gusta esto: