metro

Esta etiqueta está asociada a 4 entradas

“La esencia de Madrid es el desengaño.”

desengaño

Nueva pastillita poética de regalo para todxs lxs lectorxs del el Mundo de Mañana. ¡Y con esta ya van tres! En esta ocasión se la queremos dedicar a Madrid, donde la metáfora política se hace literalidad en su basura, y a su relato. También, por qué no, al Metro, camino a la oscuridad de donde más temprano que tarde acabará saliendo, como un estallido, la revuelta. Hoy andamos así. Con la próxima pastillita se me pasa.

Anuncios

¿Cómo solucionarías el conflicto de la basura en Madrid?

senora-basura

Ana Botella en el pleno de esta mañana.

Tras muchos esfuerzos en un tiempo récord, la alcaldesa Ana Botella lo ha conseguido: Madrid está en la mierda. Sólo le han sido necesarios apenas dos años para dilapidar la ya agonizante vida cultural y nocturna madrileña, sus servicios públicos, su solidaridad vecinal a través de normativas de convivencia, los Derechos Humanos de los colectivos más desfavorecidos o su autoestima e imagen internacional. Por si fuera poco, nos ha regalado este conflicto con los barrenderos para terminar de dar coherencia a su visión política. Madrid está en la mierda y, desde hace una semana, Madrid huele a mierda.

basuras1

Las barcas del Retiro, la tarde del domingo.

Para los que se agobian con esto de que esté todo tan sucio y culpan a los barrenderos de todo, queremos darles un mensaje de tranquilidad desde estas páginas. Que nadie se preocupe porque pudiera llenarse Madrid de ratas durante estos días: están todas dentro del Ayuntamiento. Los trabajadores de la limpieza que sobrevivan a los más de 1.300 despidos, se quedarán con un sueldo de 700 euros. Eso por trabajar en horarios imposibles y con un constante riesgo laboral al estar expuestos a todo tipo de sustancias tóxicas e insalubres. 700 euros al mes por limpiar Madrid. Es como para enfadarse y hacer una protesta que sea lo suficientemente visible. Si no, ¿qué tipo de protesta sería?

Con todo, Ana Botella no se ha hecho eco todavía de la huelga y no se ha sentado a hablar con nadie. Esta ausente, absorta, a otra cosa. La alcaldesa del Madrid Olímpico ha pasado a ser la alcaldesa de las o…¿limpiadas? Ante tanto despiste, y con la vocación de servicio público que caracteriza a el Mundo de Mañana, queremos preguntar a nuestros lectores por posibles soluciones a este conflicto y así poder entregárselas a nuestra regidora. Por tanto ha llegado su turno, la hora de que respondan a esta nueva edición de la esperada y nunca suficientemente bien ponderada “Encuesta de la Semana”. sabemos que lo están deseando. En esta ocasión la pregunta no puede ser más sencilla: “¿Cómo solucionarías el conflicto de la basura en Madrid?” ¡Voten, voten! ¡No se corten!

¿Cómo vas a llegar a tu casa ahora que han eliminado el ‘Buhometro’?

1240581518_1

Madrileños haciendo el recorrido ‘Argüelles-Puente de Vallecas’ tras una noche de viernes.

En una histórica decisión para fomentar el deporte en la villa de Madrid, desde hoy lunes 30 de septiembre ya no se podrá usar nunca más el servicio de ‘Buhometros’. Ha desaparecido. Ha muerto. La han matado. La red de autobuses nocturnos que replicaba las líneas de Metro en recorrido y número de paradas cada fin de semana no volverá a recorrer las calles ya que “los autobuses van prácticamente vacíos”, dicen. Ellos, consejero de Transporte y compañía, que se pasan el día en el autobús y el metro, lo saben. A nosotros, los que cada fin de semana tenemos que esperar las colas para poder entrar en nuestra línea de buhometro, nos machacan un poquito más haciéndonos pagar cada vez una mayor cantidad por un servicio más y más lamentable. El abono mensual de transportes cada vez vale para menos.

Dicen, también, que no supondrá ninguna molestia a los usuarios. La realidad es que, donde antes cogíamos un autobús, ahora habrá que coger dos, o tres, o más. Eso contando con la ya casi olvidada parada obligatoria en Cibeles de antaño. Total, como mínimo media hora o cuarenta y cinco minutos más para llegar a casa y, en el caso de no tener abono, el doble de billetes por hacer el mismo recorrido. Una estafa que, sin duda, vendrá muy bien a los bolsillos sin fondos de la desgestión madrileña. Intentando pensar el lado positivo de todo esto, al menos se nos va a poner un tipín que no veas con esto de perder el autobús que te lleva de vuelta a casa. Unos gemelos que ni Roberto Carlos estrenarán la novísima ‘Operación Trenca’ para estar estupendo este otoño/invierno.

Inquietos por saber qué vais a hacer ante este dilema, desde el Mundo de Mañana lanzamos, como cada lunes, una nueva Encuesta de la Semana. Quizá vuestras respuestas y soluciones a esta nueva zancadilla de la administración ayuden a otras personas a organizarse la vida. Por todos esto os preguntamos: ¿Cómo vas a llegar a tu casa ahora que no hay ‘Buhometro’?

¡No dejéis de votar!

La fuerza de lo que nos falta. Solidaridad bajo tierra.

tren-antiguo-Metro-Madrid

Cuento, por lo que me removió y porque llevo pensando en ello desde hace una semana, una anécdota breve que me sucedió el otro día en el metro. No sea más que porque pueda aprovecharles a ustedes o descolocarles del mismo modo:

El metro. Caras al suelo y silencio de más de medianoche. Quedan pocos minutos para el cierre y los vagones se llenan de personas que vuelven de trabajar, alguna pareja imposible y personajes perdidos en medio del tiempo. Casi siempre que recorro Madrid de oeste a este entre semana me dan estas horas. Recorta el silencio sin avisar y de forma inevitable un hombre que comienza a pedir en voz alta. Piel envejecida y pegada a la calavera, manos gruesas y ásperas, pelo ralo y ropa sucia de hace dos décadas. Arrastra su bolsa de tela y su mirada perdida. “De rodilla se lo pido, ante ustedes y ante Dios”“Pido para comer, pido para comer, pido para comer”“Se lo pido por Dios, se lo pido por Dios, se lo pido por Dios”. Todas las frases tienen la misma entonación. Todas se repiten tres veces. Mi mente, que sabe que no llevo nada, me desnuda la incoherencia de seguir pegado a la pantalla de mi smartphone. No le puedo mirar. No, de rodillas no. Eso nunca. No puedo. “¡Levántate!” Pero mis labios no llegan a despegarse.

El hombre avanza, con el mismo discurso y la misma postura, unos metros más. Al terminar, una mujer caribeña, una de esas que vuelven a estas horas injustas de trabajar, saca de su bolso, envuelto en una bolsa de plástico, lo que parece ser un bocadillo de casi una barra entera de pan y se lo ofrece. El hombre, agradecido pero con la misma mirada perdida al frente, lo recoge y continúa su vagar a través de los vagones. Le ha dado su cena. “¿Qué más da?”, estará pensando probablemente ella, que continúa como si nada su viaje hasta la siguiente estación. Mi mirada se llena de admiración hacia ella al mismo tiempo que se clava en mi cobardía. Es por eso, por la sensibilidad que me ha despertado el gesto y por tener los ojos clavados en ella, que puedo ver algo más. Algo que aún hoy me da vueltas y me hace pensar. Sentado en frente de ella, un hombre, inquieto en su asiento, probablemente con sentimientos muy parecidos a los míos, no aguanta más y expresa en alto lo que le martillea en su cabeza: “¡Es que no puede ser! ¡Me niego!”. Sobresaltado, centro mi atención en él. Abre su mochila, también de trabajar, e impulsivamente y sin tiempo para la reacción de nadie, saca un bocadillo, lo parte por la mitad y se lo ofrece a la mujer. “¡Usted no se queda sin cenar hoy!” La protagonista, muerta de vergüenza y con esa risa que sólo saben tener los nacidos en países bañados por el Caribe, intenta devolvérselo diciendo que da igual, que de verdad, que no pasa nada. “¡Usted ha hecho lo que cualquiera de nosotros deberíamos haber hecho y no se queda sin cenar, no hay más discusión!” La mujer, aún riéndose y resistiéndose un poco, lo recoge. “¡Vaya! ¡Pero si es de jamón! El mío sólo era…”. Llegamos a Sol (ahora la infame vodafone Sol) y bajan juntos.

Solidaridad entre los olvidados. Solidaridad que mueve a solidaridad. Solidaridad que despierta la conciencia de la fuerza de lo que nos falta. Solidaridad bajo tierra.

¡Hazte con el libro ‘Cuaderno de Bitácora’ de el Mundo de Mañana!

La cita del mes

"No hay nada más poderoso en el mundo que una idea a la que le ha llegado su tiempo".

-Víctor Hugo-

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 3.653 seguidores

Este blog funciona bajo licencia Creative Commons

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: